Descubiertas en Guatemala pirámides y antigua red de super-carreteras construidas por los mayas

Descubiertas en Guatemala pirámides y antigua red de super-carreteras construidas por los mayas

Fueron varios los grupos humanos que poblaron la Guatemala precolombina, pero entre ellos destacó, sin duda alguna, la civilización maya que ocupó el territorio guatemalteco durante aproximadamente dos mil años antes de la llegada de los españoles.

Los mayas sobresalieron en diversas disciplinas científicas como la arquitectura, la escritura, las matemáticas y la astronomía. Además, eran cazadores, agricultores, practicaban la pesca, domesticaban animales como pavos y patos y se servían de canoas para navegar por los ríos y viajar hasta islas cercanas. También destacaron en pintura, escultura, orfebrería y en la metalurgia del cobre. Asimismo, tejían el algodón y la fibra de agave, y entre los deportes que practicaban destaca el juego de pelota, que más que un juego era una ceremonia ritual.

La mayor parte de las grandes ciudades mayas de la región de Petén —departamento guatemalteco fronterizo con México— y las tierras bajas del norte de Guatemala fueron abandonadas alrededor del año 1000 a. C. El Mirador, ciudad maya ubicada, precisamente, en el corazón de la selva de Petén, fue la cuna de este imperio y, además de poseer una gran variedad de flora y fauna, ahora sabemos que también disponía de “la primera red de súper carreteras del mundo”.

Vista parcial de una de las pirámides de El Mirador. (Geoff Gallice/CC BY-SA 2.0)

Ésta, tal y como informa EFE: FUTURO, es una de las conclusiones presentadas en Ciudad de Guatemala tras unas investigaciones de alta tecnología realizadas en este  área, en el marco del “Proyecto Arqueológico Cuenca Mirador”, a través de una especie de radar de alta precisión llamado LIDAR. El director de este programa, el arqueólogo estadounidense Richard Hansen, ha explicado que dicho estudio, único en Mesoamérica, ha permitido descubrir que Guatemala “tiene el privilegio de ser la auténtica cuna de la civilización maya”, con las pirámides más altas y una red de carreteras “única”.

El escaneo del terreno con este innovador sistema permite a un láser penetrar a través de la vegetación a un ritmo de 560.000 puntos por segundo, lo que ha permitido que se hayan logrado identificar rasgos arqueológicos únicos en imágenes 2D y 3D que constituyen importantísimos hallazgos para el estudio de la cultura maya. En esta primera fase se han analizado más de 700 kilómetros cuadrados, observándose acrópolis, pirámides, terrazas, canales, diques, muros y una red de carreteras —formada por al menos 17 vías— con más de 240 kilómetros de largo por 40 de ancho y unos 2 o 6 de alto, y que se utilizaba para el transporte de mercancías.

Todo lo anterior ha permitido concluir que El Mirador formaba un “sistema político cerrado, el primer estado de todas las Américas”, ha explicado orgulloso Hansen quien, además, ha recalcado que en su época fue el mayor del mundo, tanto en tamaño como en población: al menos 1.000.000 de personas habitaba la zona antes de su colapso en el año 150 antes de Cristo.

Estos descubrimientos, según ha indicado la topógrafa Josephin Thompson, han posibilitado avanzar en dos años lo que llevaría unos 40 siguiendo los procedimientos habituales, ayudando a entender mucho mejor los antiguos asentamientos y ciudades mayas. La investigación también ha permitido dar a conocer que los mayas disponían de un “sistema de corrales”, que podría constituir el caso más antiguo conocido de producción de carne a nivel industrial, aunque los análisis destinados a confirmar esta hipótesis aún están en curso.

Para el 2017 los expertos continuarán con el proyecto, y han pedido a las autoridades competentes el desarrollo de una ruta turística que respete el medioambiente, “sin crear caminos” y provocando “el mínimo impacto” posible. En la actualidad, unos 3.000 turistas llegan a El Mirador a pie o en mula, pero es necesario brindar seguridad y atención a este enclave cultural para preservarlo “intacto” y así “poder entender la evolución de la sociedad”.

Para conservar la zona, Richard Hansen no ha dudado en pedir a los Gobiernos de Guatemala y México —país hasta donde se extiende El Mirador—, que protejan el área e impulsen un turismo de desarrollo sostenible:

“El Mirador es una joya. Nosotros solo somos los mensajeros, ustedes los dueños. Consérvenla”, ha apostillado finalmente el investigador.

Fotografía de El Mirador, imagen obtenida mediante el novedoso sistema de escaneado LIDAR. (EFE / Proyecto Arqueológico Cuenca Mirador)

Imagen de portada: Fotografía cedida por el Proyecto Arqueológico Cuenca Mirador, tomada a través de un radar de alta precisión en El Mirador. (EFE / Proyecto Arqueológico Cuenca Mirador)

Autor: Mariló T. A.

No Comments Yet.

Leave a Comment