Maderas de Guatemala, que sembró Tecún Umán

Maderas de Guatemala, que sembró Tecún Umán

Marimba1

Fotos/MCyD y Lester Homero Godínez

Raúl Galdámez

Guatemala 20 de feb (AGN) “Cimbra, Marimba tu canto, melodías de cristal y tiembla la cordillera cuando vibra tu madera de sonoro instrumental”, así inicia uno de los poemas mejor identificados con el instrumento musical de los guatemaltecos, y declarada como instrumento nacional por el Congreso de la República bajo el Decreto Legislativo número 66-78 por medio así como el día de La Marimba, el 20 de febrero de cada año; además garantiza la siembra y protección del árbol de Hormigo.

De acuerdo con el musicólogo Lester Homero Godínez, que aunque depende de quien las fabrica, el promedio de teclas de cada una de ellas es de 21 para la de tecomates la sencilla 42 promedio y finalmente la grande o cromática o doble tiene 78, el más grande fabricante de marimbas ha sido sin duda don Sebastián Hurtado.

Marimba3

Fue el 31 de agosto de 1999 que la marimba fue declarada como Símbolo Patrio, según el decreto 31-99 del Congreso de la República y con esto se hace obligatorio el respeto a ella al igual que a los otros símbolos patrios como el Quetzal, la Ceiba Pentandra, la Monja Blanca, el Himno, la Bandera y el Escudo nacional.

Pero el reconocimiento más grande que ha recibido la marimba a nivel internacional es sin duda alguna de parte de la Organización de Estados Americanos (OEA) que el 12 de febrero de 2015 declaró a la marimba guatemalteca como “Patrimonio Cultural de las Américas”

La marimba, es ese instrumento que ejecutado con ritmo cadencioso es capaz de transportar a quien lo escucha a épocas pasadas, pero también nos pone en el presente con sus recuerdos de dulce melancolía. El danzón, el fox trot, el tuist, la cumbia, los corridos, el vals, todos esos ritmos salen del alma morena de la marimba, pero es el son, el que la hace llorar.

Melodías como la Flor del café, el Ferrocarril de los Altos, Cobán, Tristezas Quezaltecas, Antonieta, Soy de Zacapa, Clavel en botón, Río Polochic, San Bartolo, Sal negra, el Sembrador, el Niño del santísimo, son solo el entremés de una lista interminable de melodías que hacen que el almuerzo del domingo sea toda una gama de emociones.

Muchas regiones se atribuyen ser la cuna o el origen de tan emblemático instrumento, pero el poeta Rudy Solares Gálvez quiso zanjar cualquier duda y por medio de su poema lo hace saber y los guatemaltecos se sienten empoderados por lo mismo “Marimba, me han dicho que te labraron en lejanos astilleros; que extrañas manos tallaron tus teclas en los maderos de Honduras o Yucatán, pero no, eso es mentira: ni eres hija de Lempira ni gloria de Yucatán”.

Aunque tiene fuertes raigambres en Chiapas y en Honduras donde la marimba también se ha posicionado fuertemente, es sin duda alguna, en Guatemala donde encuentra su mayor expresión.

El experto musical dice respecto al origen de la marimba, que indudablemente este instrumento sí tuvo su origen en mesoamérica que “era el reino de guatemala y fue entre 1543 y 1680 como resultado de la fusión de elementos culturales procedentes de Asia, Europa, África y América”.

Marimba2

“Asia aportó el concepto de agrupación de tablillas, principio organológico de la marimba, África aportó una serie de resonadores de jícaras, Europa aportó el sistema musical temperado, podríamos decir un semisistema diatónico de las notas o las notas blancas del piano y la marimba sencilla era diatónica con teclados de 7 sonidos básicos, do, re, mi, fa, sol, la, si y en su forma más completa cuando Sebastián Hutado agregó el doble teclado del sistema crómatico o doble con 12 sonidos, mientras que América aportó materiales propios como el hormigo para la elaboración del teclaro y el huitzitzil para las baquetas por ser flexible y resistente y un nueva forma de abordar el instrumento de una manera melódica, rítmica y armónica”.

Al seguir hablando del símbolo patrio no se puede hacer de mejor manera que con otra parte del poema de Solares Gálvez: “Por eso, la raza entera tanto te quiere y te admira y el que está lejos suspira por tus notas de turpial, porque eres, marimba lira la pauta donde se inspira, la leyenda del Quetzal. Tu naciste en ésta tierra, tu abolengo es de mengala, maderas de Guatemala, que sembró Tecún Umán”.

Godínez dice respecto a la propiedad cultural de la marimba que la “la marimba pertenece a todas las sociedades que la han hecho suya, que la han adoptado”.

Pero la marimba no sería lo que es si no reúne cuatro factores humanos que le dan vida, siendo estos: el fabricante o marimbero, el interprete o marimbista, el compositor y finalmente el cultor, que son los que le rinden homenaje, los poetas, los que transmiten los programas de radio, los que escriben, los que aplauden, los que la escuchan, todos ellos hacen ese cuarto elemento que da vida a la marimba.

Godínez indica que gracias a la innovación hecha por Hurtado, todos los ritmos musicales se pueden ejecutar, pues es susceptible de interpretar cualquier tipo de musica incluso regaeton, los más sentidos sones hasta sinfonías como la 32 de mossart.

En cuanto a la creación de la marimba de conciertos, Godínez indica que “el concepto de la marimba de concierto nace con la idea de dejar de lado el concepto de amenización, en la que se había convertido la marimba, pues incluso ya se le había relegado a ´un rincón´ en los salones, en medio de bailes y bebidas alcohólicas”, refiere.

Lester-homero-Godínez

Han sido muchos los aportes de músicos guatemaltecos a la marimba con ritmos emblemático, el son, que es auténtico y la guarimba ó 6 x 8, que puede leerse como la utilización de 6 octavos o corcheas en su ritmo y que es una creación del músico Wotzbely Aguilar y que fue después de un concurso promovido por la radio TGQ que se le dio el nombre de “guarimba” que es la fusión de los nombres Guatemala y Marimba, según lo indica Godínez. El foxtrot es otro ritmo traído de los Estados Unidos y que puede traducirse como “trote de zorro”, y que utilizó mucho don Domingo Betancourt.

La fusión de cuatro culturas, americana, asiática, europea y la africana permitió crear el mágico sincretismo en las teclas morenas de la marimba que se ha quedado en Guatemala para el deleite de propios y extraños, y como bien dice la historiadora y escritora Erna Fergusson (EE.UU), no es el origen de la marimba lo que más interesa “la marimba puede no ser de Guatemala, pero es indudablemente guatemalteca”.

Fuente | AGN

No Comments Yet.

Leave a Comment